Seleccionar página

En el corazón del distrito de La Baie en Saguenay, Quebec, se erige un monumento único y conmovedor: la Pirámide de los Ha! Ha!. Diseñada por el artista Jean-Jules Soucy, esta estructura conmemora las devastadoras inundaciones de Saguenay en 1996 y ofrece una vista impresionante de la bahía de los Ha! Ha! desde sus 21 metros de altura.

Un Testimonio del Pasado

La Pirámide de los Ha! Ha! es mucho más que un simple monumento conmemorativo. Encarna el espíritu resiliente de la comunidad de La Baie, que enfrentó una tragedia natural devastadora. Levantada en memoria de las inundaciones de 1996, la pirámide está cubierta por unos 3,000 paneles de señalización de «Ceda el paso», cuidadosamente fijados a una estructura de aluminio. Estos paneles, equipados con una película reflectante, forman una letra griega «delta», simbolizando no solo el sitio en el delta del río Ha! Ha! sino también la idea de transición y paso, evocando el «sistema D» y la solidaridad que los habitantes demostraron durante el cataclismo.

Un Homenaje a los Ciudadanos Afectados

En el corazón de la pirámide hay una escalera que conduce a un mirador, ofreciendo una vista espectacular de la bahía. Las paredes internas de la pirámide llevan los nombres de los ciudadanos de La Baie que fueron afectados de cerca o de lejos por las inundaciones, creando así un vínculo emocional con la historia de la comunidad.

Un Lugar de Entretenimiento y Reflexión

Uno de los lados de la pirámide se puede levantar para revelar un escenario de espectáculo desmontable, convirtiendo este lugar en un espacio versátil para eventos culturales y artísticos locales. Es una forma adicional de reunir a la comunidad y celebrar la resiliencia de sus habitantes.

Un Proyecto de Colaboración

La Pirámide de los Ha! Ha! fue realizada en 1997 y 1998 por RÉMAC Innovateurs Industriels Inc., dirigida por André Poulin. Esta empresa especializada en la fabricación de piezas industriales y estructuras metálicas trabajó en estrecha colaboración con el artista Jean-Jules Soucy para dar vida a esta obra excepcional.

Luz y Color para Alegrar el Alma

En 2019, se agregó un sistema de iluminación a la pirámide, permitiéndole iluminarse de diferentes colores como verde, ámbar, azul o rojo según los eventos. Este toque de color añade una dimensión adicional a este monumento ya cargado de emociones.

En resumen, la Pirámide de los Ha! Ha! es mucho más que un simple monumento. Es un recordatorio conmovedor de la resiliencia de una comunidad frente a la adversidad, una celebración de la unidad y solidaridad, así como un lugar de reunión para las artes y la cultura. Una visita a este monumento único no solo es una experiencia visual excepcional, sino también una inmersión profunda en la historia y el espíritu de La Baie.